Nota de prensa

El COVID-19 y su impacto en los Santos de los Últimos Días de todo el mundo

ACTUALIZADO: 9 de marzo de 2020, 22:30 horas

ACTUALIZADO: 9 de marzo de 2020, 22:30 horas

La preocupación reciente con respecto al COVID-19 (coronavirus) ha generado mucha atención pública y ha causado cambios significativos en los viajes, las interacciones personales y las directrices prescritas por los funcionarios de salud sobre cómo abordar la creciente preocupación.
 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha estado monitoreando cuidadosamente estos acontecimientos y está tomando medidas en varias áreas para brindar asistencia, ayudar a los misioneros a estar seguros y ser eficaces, abordar las preocupaciones con respecto a la seguridad de los miembros y planificar eventos. Estas medidas se están tomando para cumplir con las mejores prácticas o la dirección proporcionadas por las organizaciones de salud pública de varios gobiernos nacionales.

 

Obra Misional

Todos los misioneros, independientemente de dónde estén sirviendo, se les ha recordado que sigan prácticas básicas de salud preventiva para evitar enfermedades. Es importante tener en cuenta que generalmente no se considera que los misioneros jóvenes estén en riesgo de complicaciones graves del coronavirus.

Los misioneros que permanecen en aquellos países donde COVID-19 es especialmente preocupante tomarán medidas para mantenerse saludables, incluyendo permanecer en sus departamentos tanto como sea posible, evitar la interacción personal con otras personas y enseñar a través de llamadas telefónicas u otra tecnología. Los presidentes de misión se comunican con las familias para informarles de estas medidas y mantenerlas actualizadas sobre las circunstancias locales

La Iglesia está tomando medidas para reducir el número de misioneros en áreas donde el virus es particularmente preocupante. Estas medidas darán a los presidentes de misión más flexibilidad para garantizar que los misioneros sean eficaces, estén seguros y que haya suficiente espacio para albergar a los misioneros si son trasladados fuera de las ciudades donde hay mayores preocupaciones acerca de la infección.

Estas medidas se aplican a las siguientes misiones:

  • Misión Camboya Phnom Penh
  • Misión Italia Milán
  • Misión Japón Fukuoka
  • Misión Japón Kobe
  • Misión Japón Nagoya
  • Misión Japón Sapporo
  • Misión Japón Tokio Norte
  • Misión Japón Tokio Sur
  • Misión Corea Busan
  • Misión Corea Seúl
  • Misión Corea Seúl Sur
  • Misión de Mongolia Ulán Bator
  • Misión de Singapur
  • Misión Tailandia Bangkok

Camboya, Corea, Singapur y Tailandia: Todos los futuros misioneros que se preparan para servir en estas misiones o que vengan de esos países pospondrán su fecha de inicio o recibirán una asignación temporal. Además, todos los misioneros que actualmente prestan servicio en esas misiones y que están cerca del final de su servicio regresarán a casa temprano. Todos los misioneros mayores y cualquier joven misionero con problemas de salud crónicos también regresarán a sus hogares o serán reasignados temporalmente a una misión en sus países de origen. Algunos misioneros mayores continuarán apoyando la misión de forma remota.

Japón: Todos los misioneros que se preparan para servir en Japón pospondrán su fecha de inicio o recibirán nuevas asignaciones temporales.

Corea: Todos los misioneros que no son nativos de Corea han abandonado ese país y han regresado a sus hogares antes de partir para recibir nuevas asignaciones temporales en sus países de origen. Esto se suma a los misioneros que estaban cerca del final de su servicio y a los que tenían problemas de salud crónicos, que ya habían regresado a casa antes temprano. Todos los misioneros que abandonan el país ya han estado en autoaislamiento durante algún tiempo y habían evitado el contacto con otras personas fuera de sus departamentos. Los futuros misioneros que se preparan para servir en Corea o que vienen de ese país pospondrán su fecha de inicio o recibirán una asignación temporal.

Mongolia: Todos los misioneros que no sean nativos de Mongolia serán trasladados temporalmente desde ese país. Aquellos que están cerca de su fecha de relevo programada regresarán a casa temprano, mientras que el resto recibirá nuevas asignaciones temporales.

A cada misionero que regrese a casa se le pedirá que se auto aísle durante 14 días siguiendo las instrucciones de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.

Los misioneros que permanecen en esos países tomarán precauciones para mantenerse saludables, incluyendo permanecer en sus departamentos tanto como sea posible, evitar la interacción personal con otras personas y enseñar a través de llamadas telefónicas u otra tecnología.

A todos los misioneros, independientemente de dónde estén sirviendo, se les ha recordado que sigan las prácticas básicas de salud preventiva para evitar enfermedades. Es importante tener en cuenta que generalmente no se considera que los misioneros jóvenes estén en riesgo de complicaciones graves del coronavirus.

Adoración en el Templo

Varios templos han sido cerrados debido a la preocupación por los obreros y los mecenas. Un gran número de trabajadores y usuarios del templo provienen de un grupo etario más adulto y que tiene una mayor susceptibilidad a las complicaciones del coronavirus. Estos cierres se ajustan a las recomendaciones de las agencias locales de salud pública. Los siguientes templos han sido temporalmente cerrados:

  • Templo de Fukuoka, Japón
  • Templo de Roma, Italia
  • Templo de Seúl, Corea
  • Templo de Sapporo, Japón 
  • Templo de Seattle Washington, USA (El gobernador solicitó que no se lleven a efecto grandes reuniones de personas)
  • Templo de Taipei, Taiwan
  • Templo de Vancouver Columbia Británica, Canadá (previamente cerrado por renovación)
  • Templo de Hong Kong China
  • Templo de Tokio Japón

Servicios de adoración

Bajo la dirección de las presidencias de área, algunas regiones tienen reuniones de miembros limitadas o suspendidas temporalmente, incluida la adoración dominical. Esto ha contemplado la adoración dominical acortada en algunas áreas (solo reunión sacramental) o la cancelación de los servicios de adoración en otras.

Estos cambios se realizan bajo la dirección de la Presidencia de Área, que considera las condiciones en la zona, la orientación o las restricciones dadas por las autoridades gubernamentales, y la contribución de los líderes locales del sacerdocio y el asesor médico del área. La Presidencia de Área también aconseja a sus líderes de la Presidencia de los Setenta y del Quórum de los Doce Apóstoles.

En circunstancias en las que los miembros no puedan, durante períodos prolongados, reunirse para adorar, aprenden, enseñan y participan de la Santa Cena como familias, según lo autoricen los líderes locales del sacerdocio.

La limitación o suspensión temporal de los servicios de adoración se está produciendo en las áreas enumeradas a continuación. Esta lista puede no estar completa, ya que las condiciones en todo el mundo están cambiando rápidamente. Se aconseja a los miembros con preguntas que pidan a su obispo local o presidente de estaca una dirección específica para sus congregaciones. Estas ubicaciones incluyen lo siguiente:

  • Hong Kong
  • Japón
  • Corea
  • El área de Seattle Washington (Debido al requerimiento del Gobernador de que no se realicen reuniones grandes, no se realizará ninguna conferencia de estaca o consejos de liderazgo del sacerdocio. Reuniones más pequeñas, tales como la reunión sacramental, se continúan en algunas áreas. Los miembros deberían seguir el consejo de sus líderes locales del sacerdocio)
  • Mongolia
  • Alemania
  • Italia
  • Reino Unido (Una congregación está suspendiendo sus servicios por varias semanas, mientras que otras continúan reuniéndose de manera normal)

A medida que nuestros miembros de todo el mundo se reúnen e interactúan entre sí, les pedimos que sean conscientes de las circunstancias actuales y que sean considerados de su salud y de los demás a medida que determinan si participan en reuniones públicas, incluso en la Iglesia.

Medidas preventivas

Para todos los miembros de la Iglesia, hay sabiduría en tomar medidas para permanecer saludables durante esta época

 Estas precauciones incluyen*:

  •  Lávese las manos con agua y jabón con regularidad y a fondo o límpielas con un gel o desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite el contacto cercano con personas enfermas (esto puede incluir evitar estrechar la mano u otros saludos habituales).
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
  • Cúbrase la tos o estornude con un pañuelo de papel y, a continuación, tírelo a la basura.
  • Mantenga al menos tres pies (un metro) de distancia entre usted y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.
  • Limpie y desinfecte los objetos y superficies tocados con frecuencia con un spray o toallita de limpieza doméstica regular.
  • Siga las recomendaciones de la agencia de salud pública para usar una máscara facial.

*Basado en recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos

Los líderes locales deben alentar a los miembros a seguir estas pautas.

Empleados de la Iglesia

Los empleados de la Iglesia deben seguir las pautas que se proveen aquí y cualquier otra directriz entregada por su presidencia de área.

Conferencia General

En un anuncio reciente a todos los miembros de la Iglesia, la Primera Presidencia ha proporcionado nuevas pautas para participar en la Conferencia General.

Proporcionar ayuda

Desde su donación inicial de máscaras médicas, gafas y batas a China, la Iglesia ha recibido numerosas solicitudes de asistencia similar. Esas solicitudes están siendo evaluadas y atendidas, ya que la Iglesia es capaz de hacerlo, aunque nuestra capacidad para suministrar y entregar esos productos está limitada por una demanda global de tales recursos.

Resumen

Agradecemos las numerosas expresiones de apoyo y preocupación que se han compartido. La Iglesia seguirá de cerca los acontecimientos y hará ajustes adicionales según sea necesario. Seguimos orando por todos los afectados por el virus.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.